domingo, 31 de julio de 2016

La verdad duele

-¿Qué haces aquí sólo?

+Na' terminarme esto que me voy.

-¿Que te vas a dónde?

+Aracena.

-Olvídate, ya iremos el finde que viene con Lourdes, déjate de marronas.

+Ni te va ni te viene para lo que voy a Aracena.

-A que te partan la cara vas, que te gusta la bronca más de la cuenta na' más que empiezas con el polvo.

+Cállate y vete.

-Si no te gusta que te lo digan no lo hagas.

+Ni a ti ni a nadie le importa lo que haga, ¿vale?

-¿Vas a dejar ya de ponerte tan chulo ya, o qué?

+¿Vas a dejarme en paz de una puta vez?

-Llevas días casi sin dormir, vas a acabar volviéndote loco, por no hacer caso a tus colegas.

+Que me deeejes.

-Illo, al final paso de ti y que te den por culo.

+Me harías un favor, oye.

-Tú quieres dejarte ya de tonterías y contarme qué te pasa.

+Paso, tampoco lo ibas a entender.

-Al final te vas a quedar sólo por no confiar en tus colegas como te pasó con la puticornia. -dice mirándolo fijamente-

+Como si no lo estuviera ya.

-Tú eres tonto.

+Sí, se podría ver así, no te lo voy a negar.

-Me estás tocando la polla, dime ya qué coño te pasa.

+Que me dejes en paz, Noel.

-No te voy a dejar en paz hasta que no me digas por qué estás así.

+Puedes esperar sentado.

-Illo, ¿pero a ti qué te pasa? ¿Tanto te has metido ya por la nariz estas fiestas que ya estás como tu primo Félix?

+A ti ni te va ni te viene lo que hice o dejé de hacer en fiestas, asi que mejor cállate.

-Vas a acabar mal Jesulito, te lo digo.

+Si se puede estar peor ve a por una puta pala y dame con tos' tus ganas en la cabeza.

-Que hostia te voy a dar -dice levantándose del banco- Eso sólo te va a llevar a la ruina, gilipollas.

+Métete en lo tuyo.

-No me voy a ir hasta que me digas qué te pasa.

+Entonces yo que tú me iba buscando unos cartones que por la noche hace frío.

-Illo, llevas toda la Santa Marina liándola a ver ahora por qué coño estás ahora así.

+Tío, me vengo a la ermita yo sólo pa' estar tranquilo, lárgate ya.

-Esto es por el Carlitos. Por el Carlitos o por el Moi de Aracena.

+No, Noel, no... Pírate ya.

-Es por mi tocaya.

+No metas a tu tocaya en esto.

-Es por mi tocaya entonces. Qué pasa, se ha enfadao' contigo o lo qué

+No es por tu tocaya, deja ya el temita y vete con esta gente.

-Illo, qué os ha pasado, dímelo ya, pinta, o se lo pregunto a ella directamente.

+Que no me ha pasado nada con Noelia, vete a tomar por culo ya, pesado.

-A que la llamo y le pregunto -decía mientras sacaba su teléfono del bolsillo-

+Pregúntale, no vas a sacar nada.

-¿Por qué? ¿Se ha enfadado por lo del domingo?

+Mira, para que se te meta en la cabeza, tengo más confianza con ella para contarle ese tipo de cosas que contigo con cualquier tema.

-¿Si no?

+El problema lo tienes tú, no yo.

--Ríe sarcasticamente- ¿Quién es el que se viene a la ermita sólo a las tantas de la noche a ponerse fino?

+Yo, y como si quiero ponérmelas en la barra del bar de mi tío, no es cosa tuya.

-Me estás hartando ya Jesulito, me vas a decir qué te pasa o me voy pa' arriba con todo lo que lleves encima.

+Mira, me pasa que no soporto la hipocresía, que no soporto que no seas capaz de pasar más de 5 minutos sin pensar en tu puta novia, que estás obsesionado.

-Paso de ti porque al final te voy a tener que dar, cuando se te quite la cara de palo y se te pase el truncazo que llevas en lo alto, me avisas.

+Echa una mirada atrás, pinta... Hace menos de un año tu vida no tenía nada que ver con lo de ahora. Te has convertido en un puto perrito faldero, que ya no puedes ni estar en las fiestas de tu pueblo con tus colegas sin estar buscando con la mirada a Lourdes a cada 5 minutos.

-Chúpala, que no sabes ni la mitad de la historia.

+Tú tampoco sabes ni la mitad de las cosas en las que ando metido, ¿y sabes por qué? Porque estás tan metido en tu puta burbuja que hasta que no he llegado a este punto, no me has preguntado.

-Ah, que tengo que ser yo quien te pregunte a ti si estás bien o mal, ¿no?

+No, sólo digo que si no te has preocupado en estos últimos 4 meses, no te preocupes ahora.

-¿Pero tú te estás viendo cómo estás, que te cuesta hasta respirar?

+Preocúpate por lo tuyo y deja de compadecerte, sé que si Lourdes no te hubiera dicho que vinieras ni habrías bajado.

-No, lo que tú digas albino, lo que tú digas.

+En fin.... Me voy a Aracena

-Si, a Sevilla.

+Noel, a un lado o a otro de la calle, tú ya no eres quien eras.

-Tú tampoco.

+Ya, la diferencia es que yo me desmadro un día a cada mucho tiempo, tú sin embargo seguiras siendo un puto enfermo hasta que Lourdes se canse de ti.

-Paso de ti, albino, te has vuelto un capullo.

+Un capullo que sólo te está diciendo la verdad.

-Ya me avisas cuando se te quite la tontería, porque al final me voy a acabar enfadando de verdad contigo.

+Enfádate, si yo a estas alturas tengo poco que perder.

-Si si, ya iré a verte cuando acabes en el talego por pinta.

+Noel, paso de ti. Si quieres enfadarte porque me voy a ir a Aracena como voy, hazlo; si quieres enfadarte porque me he buscado bronca, hazlo; y si quieres enfadarte también porque te he dicho lo que pienso, hazlo. Pero cuando ella ya no esté, no cuentes con que voy a ir a animarte.

-Que te den por culo, Jesulito -dice mientras se aleja poniéndose la capucha de su sudadera-

+Algún día entenderas por qué cambié -susurra- y tal vez te des cuenta de que me va a doler más a mi ver en que nos hemos convertido, en unos completos desconocidos.

sábado, 29 de agosto de 2015

Preso del recuerdo

Aun no recuerdo exactamente ni el dónde, ni el por qué. Sólo sé que me lancé, y confié en ti como no había confiado en nadie desde que perdí la inocencia. Lo que si recuerdo es que...

Recuerdo ese agosto de 2013, cuando mis noches eran tuyas, cuando parecía que nada malo podía ocurrir, mientras me dedicaba a conocer esa locura que tan cuerdo me volvía.
Recuerdo ese diciembre en el que una sorpresa y el miedo pudieron conmigo (y me arrepentí).
Recuerdo ese abril en que te abrazaba por las calles de Madrid sin preocuparme por el '¿Qué dirán?'.
Recuerdo esas sonrisas que me mandabas y que tanta tranquilidad me transmitía ver.
Recuerdo cuando me enamoré de ti, y que aun sabiéndolo y aun no siendo correspondido, seguiste a mi lado.
Recuerdo cuando corría por las callejas, rezando por llegar a tiempo para darte esos abrazos justo antes de irte a casa esa noche de invierno.
Recuerdo esa Semana Santa en la que ni siquiera pude despedirme de ti tras darte cuenta de que no merecía la pena seguir intentando sacarme de toda esa mierda.
Recuerdo todas esas noches en que desaparecía sin excusa alguna, sin saber si volvería o no.

A veces creo que le doy demasiadas vueltas a la cabeza con temas que no merecen la pena, pero por una vez, la despedida no ha sido tan amarga...

Noelia (sabes que sólo te llamo por tu nombre cuando quiero sincerarme contigo) Has sido, eres y serás la amiga más cariñosa, adorable y perfecta que he podido encontrar en mis 18 años. Porque después de todo, sigues siendo la misma chica loca con la que me divertía esas noches de verano.

Han pasado más de dos (largos) años desde ese 19 de agosto de 2013 día. Y aunque las cosas se hayan torcido, he podido contar contigo, en las buenas, en las malas, y en las peores.

Ha sido un verano de locura, y aunque nos hayamos visto poco, me alegra saber que esta vez te llevas un bonito recuerdo. Y si algún día las cosas dejan de ser lo que era, no olvides a tu bobo, que sabes que yo a mi nana no la pienso olvidar. Por estos dos años (y los que nos quedan) Te quiero mucho más de lo que ni siquiera yo puedo imaginar, Noelia. No dejes nunca de endulzarme la vida.

"Se buena, pero no mucho".

domingo, 22 de junio de 2014

Hasta siempre

19 de agosto. Comienza una de las mejores etapas de mi vida y junto a ella los rumores: "te gusta Noelia, jajajaja" Con el tiempo me terminé pasando dichos comentarios por los huevos. Fueron largos meses los que pasé deseando verla, hasta que la cagué.

Agosto. Aquí empieza una laaaaarga historia. En principio todo eran risas recordando viejos momentos. Inmediatamente me di cuenta de que hablaba con ella como si la conociera de toda la vida. Era majísima, y divertida. Lo mejor fue cuando vino el primer "te quiero" y lo extraño es que no salió de mi. En una semana, me hizo inmensamente feliz.

Octubre/Noviembre. Empezaron mis primeros sentimientos (no amorosos) Había encontrado una amiga con quien compartir todo, sin miedo a que me juzgara. Sentía tranquilidad hablando con ella, pero fue entonces cuando soñe con mi primer encuentro con ella.

Diciembre. Fue un mes que no deseaba recordar para no joderme más. Le hice daño. No me perdoné.

Enero/Febrero. Fueron meses de nuevas oportunidades. Tenía la esperanza de olvidar esa cagada, aunque no lo conseguía. Tuve el consuelo de que al volver de Italia, me recompenso con miles y miles de sonrisas.

Marzo. Se basaba en la espera del viaje que cambiaría mi vida. Ilusionados por lo que nos esperaba en la capital.

Abril. Desde que empieza se convierte en tensión constante. ¿Momento clave? El miercoles 2 al eso de las 13:45/14:00. Llegue a sentir lo que era la felicidad. Cosa que ha vuelto a suceder.

Mayo. La frase del mes fue "te echo de menos". Conversaciones bonitas, más llenas de cursiladas de lo habitual. En el fondo me gustaba pensar que en breves la vería.

Junio. Un mes que no recordaré con alegría. Ya van más de diez meses con esa personita tan especial de mi vida, pero... No puedo más. Es imposible continuar con la farsa. Ne gusta, sí. Admití lo que todos imaginaban. ¿Se reiran de mi? Pues seguro. ¿Me criticaran por mentiroso? Por mi vale. Pero nunca llegueis a decir, que no intenté hacerla feliz.

¿A qué viene esto? Pasó algo que llevaba temiendo desde hace mucho. Confesé. Como era evidente, no he sido más que su amigo, pero eso ya no llegará a ser. He cometido un error nefasto. Abandoné a la única persona por la que habría partido dientes. La única persona de mi vida, por la que he llegado a sentir esto. Aguanté lo que pude, pero no me arrastraré. No puedo seguir hablando con alguien por quien siento algo tan grande. Tomadlo como querais.

Yo sólo espero que llegue a entenderme, y comprender lo duro que se me haría seguir junto a ella.

Espero que seas feliz con tu vida sin mi. Te quiero mucho, muchísimo, Noelia (Nana)

miércoles, 2 de abril de 2014

La felicidad existe

Al fin... Después de meses, lo he conseguido. Lo que en su tiempo fueron lágrimas y dolor, pasaron a ser sonrisas y felicidad.

Estoy en la entrada del Starbucks. Hace frío, pero no lo noto. Me enciendo un cigarro, para calmar los nervios que produce el saber que puede aparecer en cualquier momento. Mientras observo como cae la lluvia, escucho unos pasos firmes, pero a la vez tranquilos. El tiempo se ha detenido y ya no hay nada más. Escucho "holaaa"... En este momento el corazón me va a mil. Sé que ha llegado la hora, pero sigo sin creermelo. Levanto la mirada y la veo. Ya no quería nada más... Noto como me abraza y sonrie, mientras yo paso a un estado de felicidad y tranquilidad inmenso. Había cumplido un sueño. Sólo pasar una hora junto a ella, lleno de risas, me ha valido para darme cuenta (una vez más) de que no puedo vivir sin ella. Ya van más de nueve meses y sentir esa felicidad que me recorre por la sangre, no tiene precio. En mis 17 años de vida, no había experimentado tal sensación de bienestar.

Soy más cursi que un descapotable rosa, aunque a primera vista parezca lo contrario. Pero como yo quiero a mi nana, no lo sabe nadie. Y puedo asegurar, que como yo quiero a ella, jamás querré a nadie.

"Cuando pienses que no tienes razones para sonreir, recuerda que siempre estaré contigo, Noe (Nana)"

lunes, 31 de marzo de 2014

Llego la hora

3 de abril. 8 de la mañana.
Para muchos es otro día más. Para mí, será algo que no olvidaré jamás. Vine a Madrid el martes 1, y desde entonces, llevo rezando por poder verla (aun siendo ateo) Mis compañeros se preocupan de que esté enfermo, mientras yo no dejo de pensar en qué pasará esta tarde. Prometí que no me iría de aquí sin verla, pero las palabras se las lleva el viento... Ya le fallé una vez y después de más de tres meses, sigo sin perdonarme (aunque ella ya lo hizo) Os preguntareis: "Y ese miedo, ¿a qué se debe?" Esto ya no es un miedo... Es una tortura mental. El saber que nada es para siempre. El creer, que tarde o temprano, todo esto, puede acabar. El conocerme lo suficiente a mi mismo, como para saber que tarde o temprano, la perderé.... Puede que sea hoy, o puede que sea dentro de 20 años. Pero hasta entonces, disfrutaré y seré feliz, junto a esta personita que me ha hecho llegar hasta aquí.

"Noe, pase lo que pase hoy, prometo que no dejaré de quererte"

domingo, 9 de febrero de 2014

Ella es mi vida

9 de febrero de 2014. 11:59AM

Ya hace bastante tiempo desde que no escribía nada y anoche, volvió a hacerme sonreir, como suele hacer cada vez que me habla. Siempre, ya sea por WA, Tuenti, MD en Twitter....
Mensajes, notas de voz, fotos..... ¿Qué deciros que no sepais? ¿Que la quiero? ¿Que rompería dientes por su sonrisa? ¿Que no imagino la vida sin ella? Son estas las cursiladas que he dicho una y otra, y otra vez en el resto de Blogs y lo más gracioso es que no me canso de decirlo. Tal vez sea porque me sigo y me seguiré quedando corto cuando digo que la quiero, porque os aseguro que no os hacéis a la idea de lo increible que es.

Recordaré estos meses como los mejores de mi vida, gracias a ti, Noe ♥

martes, 7 de enero de 2014

Noe

Todos tenemos esa persona que lo significa todo para ti. Una persona con la que un simple "holi" te hace feliz. Una persona, sin la que no podríais vivir. Una persona que consigue que los días no se hagan tan largos.

Llevo más de cuatro meses a su lado, esforzandome día tras día por hacerla feliz. Siempre he disfrutado con lo que hacía. He pasado unos días malo. Encima me caducó el WA -.-' Y ha sido entonces cuando me di cuenta de lo mucho que significa para mi. He pasado poco más de 24 horas sin poder hablar con ella y he sentido como el mundo se me echaba  encima. He sentido la soledad que sólo ella puede dejar de hacerme sentir. Dar gracias y miles de "te quiero" no es suficiente para expresar lo mucho que le debo a esa pequeña madrileña de enorme corazón cañetero.

Ojalá llegue el momento en que pueda verla y poder demostrarle con un simple gesto, la felicidad que me hace sentir. Ojalá llegue el momento... En que pueda ver esa sonrisa y simplemente desconectar