miércoles, 30 de octubre de 2013

¿Habéis oido hablar de la distancia?

Esto sonará "Hipster", pero estoy hablando de un verdadero dolor que durante numerosas noches me a hecho llegar a llorar. Como ya dije en "Sueños Imposibles". Si, otro blog sobre esa pequeña madrileña a la que quiero y que hecho de menos como a nadie. Si de verdad pudiera "fumarme las distancias", ¿pensais que no lo habría hecho ya? Esta claro que si. Sé que soy insistente con ella. Pero es la única forma de mostrarle lo que la quiero de verdad. Noe, si lees esto recuerda que te quiero mucho y que siempre que estes decaida, estaré hay para hacerte sonreir. Aunque yo esté peor que tú.

domingo, 27 de octubre de 2013

Mi felicidad tiene nombre y apellidos

Todos tenemos esa persona. Amig@, novi@ o familiar que te hace reir con cualquier cosa. En mi caso, mi felicidad comenzó a finales del verano, cuando empecé a conocer a una de las personas más increibles que existen (por lo memos en mi mundo). Esa persona me ha hecho sonreir con un simple "Holi". Al igual, soy yo el que le intenta sacar miles de sonrisas. Porque su felicidad es lo más importante y para mi no existe mayor satisfacción que saber que dicha persona sonrie. Todo empezó con unas risas en un parque. Y gracias a mi aburrimiento y al WA, hoy día es la mejor persona que he conocido.

Sólo entenderas estas cursiladas, cuando tengas una verdadera amiga, capaz de hacerte sentir como la mejor persona del mundo sin importar que ella esté peor que tú.

sábado, 26 de octubre de 2013

El primer amor.

¿Alguna vez habéis oído eso de que el primer amor, nunca se olvida?
Para los que no lo hayais oído y no sepais de que os hablo, os aseguro que es cierto. Por más que quiera no podré borrar esa historia de mi pasado. No hay mucho que contar, ya que la chica en cuestión era de Sevilla y al igual que yo, vamos a Cañaveral de León los fines de semana. La conocí en el cumpleaños de David y desde entonces empecé a hablar con ella. La conversaciones de WA se basaban en...
-Hola
-ola sosito
-¿Que tal el día?
-Bien, ¿y el tuyo?
-Igual.
...
...
...
-M voy. Adio sosito. Bss
-Adiós. Bss
Sí, lo sé. Una increible jilipollez, pero aun así, yo no podía negar lo que sentía. Lo peor es que a día de hoy lo único que siento es verguenza de saber que estuve enamorado de una choni, que además, se trataba de una de las chicas más putas (porque no lo puedo decir de otra manera) del pueblo. Así fue. Y así os lo he contado. A muchos de vosotros (seguramente) os pasará. Una persona que aparece de la nada y cambia tu perspectiva completamente. Y si os ocurre, os aconsejo que lo disfruteis. Porque nadie sabe si este acabará. Y si termina, que sea con la cabeza alta y no con la cara de retraso que se me quedó a mi cuando me di cuenta de lo que me ocurría.

viernes, 25 de octubre de 2013

El Semicirculo

Al oir esa palabra, seguramente penseis en un circulo a medio dibujar. Para mi.... Es mucho más que eso. No, no me estoy refiriendo a ninguna figura geometrica. Me estoy refiriendo al Semi (Huelva). Para explicar porque es tan especial, os contaré como fue mi primera visita a esta plaza. Era noviembre. Yo escuchaba a mis amigos hablar de este lugar, pero no conocía su localización exacta, así que un día, le dije a David Campomanes (Campo-CMP) que me llevara. Así que quedamos en El Muro. Una vez allí, recibi un mensaje en el que me avisó de que no podía venir. Asqueado por no haber podido ir, volvi a casa, entre en Tuenti y busqué a alguien que pudiera salir. Hablando con varios amigos me encontré con Luis Sálas (Bowie-Luis Bowie). A quien le explique lo que me había ocorrido. Él, sin pensarlo me dojo que volviese al Muro. Esperé y esperé. Cuando pensaba que me volvía a pasar lo mismo, apareció. Freno (ya que iba en Skate) y me saludó. Tras él, venía un chico al que no conocía, Ángel Rojas (Rojas). El cual, resulto ser bastante majo y a día de hoy, un buen amigo. Estubimos unos 10 minutos andando. Yo esperaba que no estuviera mucho más lejos, pero entonces.... Cruzamos una esquina. Levanté la cabeza y porfin... Había llegado, en principio me llamó la atención la inmensa cantidad de Grafittis que rodeaban la plaza. Nos fijamos en que, al fondo. En los bancos estaba un chico sentado. David Pichardo (Pichardo). El cual fue muy hospitaralio. Me invito a cachimba, me ofreció su Longboard por si quería patinar. Poco después, empezaron a aparecer Javier Moreno (Javi-Gitano), Enrique Faustino (Ricky) y más personas que no logro recordar. Pasó una media hora y yo estaba bastante tranquilo, cosa extraña en mi, ya que cuando conozco a algunas personas, me suelo sentir cortado/tímido. Sin embargo esta vez era distinto, me sentía como en casa. Lugar al que me tuve que ir puesto que mis padres me estaban tocando la moral a través de mensajes y llamadas perdidas al móvil. Me despedí de todos y me largué. Parece una tontería, pero para mi es como un hogar a pesar de las pintas que tiene el barrio. He conocido a bastantes personas con las que me he reido muchísimas veces y espero volver a hacerlo, porque por ahora no me dejan salir... Hasta que vuelva a ir, espero que todo siga siendo como antes: un lugar en el que quedar con amigos para patinar, para hacer una cachimba, para reírnos un rato y evadirnos de nuestra sociedad. En definitiva... Un hogar.

Noches Del Recuerdo

Si... Todos hemos tenido esa noche esoecial en la que nos hemos divertido con la más mínima jilipollez. En mi caso, sucedió a finales de julio. Por aquel entonces ya habían terminado las fiestas patronales del pueblo, así que estaba completamente vacío. Aunque la poca gente que había, se concentró durante esa noche en los bares. Eran las 22:00 aproximadamente y yo iba a casa de Adolfo (mi mejor amigo en Cañaveral), una vez allí, su padre me dijo que aún se estaba duchando. Bueno, como no tenía nada más que hacer, me senté en el lumbral de su puerta con el móvil. Me fije en que un amigo (Borja) estaba comiendo con una chica en el bar que estaba justo al lado de la casa de Adolfo. No conocía a esa chica, pero tenía curiosidad. Me di cuenta de que Marina Moya (una chica, que estaba cenando con el hermano de Adolfo) me estaba haciendo señales para que me acercara. Lo primero que me dijo fue: "Agachate y habla bajito" en ese momento supe que hablaría de Borja y de la misteriosa chica. Yo afirme no conocer de nada a esa chica, cuando de repende al otro lado de la calle, vi a Maño (Miguel, un amigo de Zaragoza que viene a Cañaveral durante las vacaciones) Me despedí de Marina y Urbano y me fuí con Maño. Tras un rato de hablar de nuestras paranoias, apareció Adolfo, el cual, sin pensarselo dos veces, le dijo a Borja que se viniese al parque. Para ello cogimos una baraja de cartas
(un tanto extraña, todo hay que decirlo) y nos fuimos al parque, donde nos encontramos con Samuel y David (dos amigos y residentes de Cañaveral). Una vez alli estuvimos jugando a las cartas, sin ningun resultado, ya que ni nos lo tomabamos en serio, ni entendiamos el juego. Asi que decidimos dar una vuelta. Fue entonces cuando nos encontramos con Jorge, Luis, Marina Moya, Noelia (<3) y Urbano. Una vez estabamos todos, volvimos al parque, donde el grupo se disperso. Unos empezaron a nugar a las cartas, otros estuvimos con el móvil de Marina, (el cual tenía aplicaciones jodidamente Randoms) yosimplemente me dediqué a observar. Tiempo después, sin venir a cuento, nos reunimos todos alrededor de la mesa del parque y nos dedicamos a buscar vídeos de "miedo". -Lo pongo entre comillas porque más que miedo, daban pena- y añadie.do a esto unos comentarios bastante cabrones de Samuel, no había quien se pusiera serio. Asi que todos nos reimos. Llegaba la hora de moverse, puesto que algunos como el Maño, se fueron. Quedabamos Adolfo, Marina Moya, Borja, Urbano, Nerea (la chica misteriosa que resulto ser la prima de Borja), David, Samuel, Jorge, Noelia y yo. ¿Cómo no? Me puse cabrón y decidí chinchar a Noelia (la cual había conocido esa noche... Y día tras día me alegro más de ello) diciendole que no sería capaz de ir por la parte trasera del pueblo (la cual está alejada de la población y a oscuras) Ella me siguió el juego afirmando ser "VALIENTE", asi que fuimos por la parte trasera del pueblo. Iba por la carretera, delante de todos con Jorge (que iba alumbrando con su móvil) y el resto venian algo tensos detrás. Llegando a la mitad del camino, está el pabellón deportivo del pueblo, donde se nos ocurrio entrar. Ibamos pasando tranquilamente por el campo de futbol del pabellón, cuando de repente escucho una canción taladrandome la cabeza. Eran Noelia y Urbano cantando el Chu-Chu-Bah. A mi no se me ocurrió otra cosa que empezar a saltar de una manera bastante gay (por decirlo así) mientras ellos seguían cantando. Una vez dentro, nos propusimos un reto, llegar a los baños que estaban al fondo del pabellón. Para ello, Jorge y Marina alumbraban con los móviles. Sin pensarmelo empecé (otra vez) a saltar de manera bastante "gay". A mi lado estaba Urbano, haciendo lo mismo. Ibamos a más de la mitad del campo de futbol cuando de golpe. Adiós luz. Quitaron las luces de los móviles, a lo que me recorrí el camino de vuelta en cuestión de segundos y nos largamos del pabellón cagando leches en dirección al pueblo. Por el camino se nos ocurrió ir al cementerio, aunque pensamos que mejor no hacerlo, más que nada porque tampoco era algo que debieramos hacer. Tras tanta aventura y retraso, tan solo quedabamos Jorge, Adolfo, Marina, Noelia y yo, pues el resto se había ido a dormir. Recuerdo que eran las 2 ó las 2:30 de la mañana. Y a Marina no se le ocurrió otra cosa que hacerme un peinado extraño y hacerme una foto. Lamentablemente, se estaba quedando sin batería y no podia utilizar el Flash, asi que buscamos entre algunos de sus juegos/aplicaciones para entretenernos. Nos fijamos en que tenía el Pasapalabra, el cual abrió. Sinceramente no me esperaba que fuera así, pero se trataba de un pasapalabra "sexual". La verdad es que era sencillo, pero.... Llegó una pregunta algo extraña sobre un tipo de postura del Kamasutra que nadie sabía. De repente Adolfo dijo: "cuchara"
Lo peor es que acertó. (Ahora entiendo porque tarda tanto en ducharse. Jajaja okno). Eran las 3:00 cuando Marina se quedó sin batería y nosotros sin diversión. Noelia, se percató de que en su móvil había unas 10 llamadas perdidas de su madre. Nosotros por ser caballerosos (o jilipollas, según se vea) decidimos acompañarla a ella y a Marina hasta su casa. Una vez las dejamos a cada una en sus respectivas casas Jorge y Luis se fueron a las suyas. Adolfo y yo volvimos un rato al lumbral para reflexionar sobre la noche y sinceramente me encantó. Este verano ha sido espectacular, pero esa noche, no se puede superar y aunque la he resumido bastante y seguramente me habré equivocado en algunos detalles.Sé, que esta noche se convirtió en insuperable, por lo menos en mi opinión. Y esto me hizo aprender varias cosas:

1) Un nuevo juego de cartas (que en verda se lo inventó Borja porque no sabía jugar a ninguno)

2) No hace falta fiesta ni alcohol ni drogas para pasarselo bien y menos en Cañaveral.

3) He conocido a personas por la que daría la mismisima vida, sólo por hacerles sononreir.

4) Lee la 5.

5) Por el culo te la hin..... Vale no.

Espero que todos vosotr@s tambien hayais tenido noches así, porque estos pequeños momentos, son los que marcan las diferencia y devuelven a uno la ilusión. Persnalomente, guardaré este recuerdo hasta el próximo verano. Cuando espero poder volver a repetirlo con ese grupos de personas a las que yo solamente llamo "Cañeteros"
Adolfo, Borja, David, Jorge, Luis, Marina, Nerea, Noelia y Urbano.

Hasta que nos volvamos encontrar ;)

jueves, 24 de octubre de 2013

Sueños Imposibles

Ayer. Mi cabeza. Mi mundo.En un sueño.... *Paraiso*
¿A qué viene esto?
Todo comenzó ayer por la noche, cuando mi cabeza me dio un regalo. Un sueño para no olvidar.
¿Porque? Bueno...
Todo era Random (como todo lo que me ronda por la cabeza), pero.... Nose ni como, ni porque, aparecí en Cañaveral de León (mi pueblo) Sólo. En el parque. La noche.Solamente pensé.... -"Me voy pa' casa". Y eso hice
Iba tranquilo, aunque unas gotas de lluvia empezaban a caer sobre mi cabeza, a lo que me doy cuenta de que... a otro lado del pilar. Cerca de la laguna. Allí estaba ella.
Me acerque mientras limpiaba mis gafas y me frotaba los ojos. Fue entonces cuando me di cuenta de que no, no me equivocaba. Se trataba de ella.
-Una lágrima bajo por mi rostro- Un escalofrio me recorrió la espalda. Me volví a frotar los ojos para asegurarme de que no me equivocaba. Me recoloque las gafas. Alcé la mirada y... Hay seguía....la saltimbanqui de mis amores, mi cielo, mi niña..... Mi Noe....
Cruzamos las miradas y sin pensarlo, nos acercamos el uno al otro y.... Menos de dos metros, el uno del otro.... Fue justo entonces cuando desperté, dandome cuenta de que en ningún momento me había movido, seguía en mi cama, mas la lágrima estaba ahí y no sólo en el sueño. Eran las 3:00 am.
Me lenvanté y no pude evitarlo (tampoco lo negaré). Rompí a llorar. Rezaba porque al cerrar los ojos todo volviese a suceder, pero me temo que no es más que un sueño. Un sueño que cumpliré, por ella... Y por su felicidad. Porque para mi, no hay mayor droga, que su sonrisa.

Porque olvidarlo, no sería sensato

-¿Su nombre? -Nano -¿Su historia -Simple. Llego un día como otro cualquiera, siendo un cachorro que sabia ni andar. Mis padres ¿Cómo no? Dijeron que se lo llevarian al campo. Yo simplemente lo intenté evitar, sin poder hacer nada. Asumiendo que el pobre animal iba a ser abandonado a su suerte, decidí pasar mis últimos momentos con él, jugando. Yo era feliz con este animalito, pero no podía hacer nada para que mis padres entrasen en razón. Esa tarde salí con mis amigos. Antes. Me despedí de este pequeño. El cual se quedo mirandome desde el escalón, como si el mismo supiera que no nos ibamos a volver a ver. La tarde pasó. Volví a casa muy cansado tras un día de futbol. A lo que me percaté de que en la azotea había una enorme caja con una sábana, entre las cuales se encontraba el perro. Fui al salón y vi a mi hermano discutiendo con mi madre sobre el animal. Yo pensaba que todo acabaría aquí. Muchos direis ¿Y qué fue del perro? Pues bien, ahora es mucho más que un animal, es uno más de la familia. Siempre respetaré a mi hermano por haber defendido a este pequeño, cuando iba a ser abandonado en un campo, a su suerte. Desde aquel día, tengo un hermano más. Se llama Nano y esa es su historia.