sábado, 26 de octubre de 2013

El primer amor.

¿Alguna vez habéis oído eso de que el primer amor, nunca se olvida?
Para los que no lo hayais oído y no sepais de que os hablo, os aseguro que es cierto. Por más que quiera no podré borrar esa historia de mi pasado. No hay mucho que contar, ya que la chica en cuestión era de Sevilla y al igual que yo, vamos a Cañaveral de León los fines de semana. La conocí en el cumpleaños de David y desde entonces empecé a hablar con ella. La conversaciones de WA se basaban en...
-Hola
-ola sosito
-¿Que tal el día?
-Bien, ¿y el tuyo?
-Igual.
...
...
...
-M voy. Adio sosito. Bss
-Adiós. Bss
Sí, lo sé. Una increible jilipollez, pero aun así, yo no podía negar lo que sentía. Lo peor es que a día de hoy lo único que siento es verguenza de saber que estuve enamorado de una choni, que además, se trataba de una de las chicas más putas (porque no lo puedo decir de otra manera) del pueblo. Así fue. Y así os lo he contado. A muchos de vosotros (seguramente) os pasará. Una persona que aparece de la nada y cambia tu perspectiva completamente. Y si os ocurre, os aconsejo que lo disfruteis. Porque nadie sabe si este acabará. Y si termina, que sea con la cabeza alta y no con la cara de retraso que se me quedó a mi cuando me di cuenta de lo que me ocurría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario