domingo, 3 de noviembre de 2013

Agosto

Agosto.
Cuando digo ese nombre, pensareis en el mes de verano. Un mes para disfrutar lo poco que queda de verano. Teniendo en cuenta que mi pueblo estaba muerto, busqué el entretenimiento en algo tan simple como hablar por WA. La mayoría de la gente pasaba de mi (evidentemente). Me acordé de una amiga a la que conocí este verano. Al no tener el número se lo tuve que pedir a Adolfo, quien (cómo no) malpensó. Típico de Adolfo. Yo simplemente pasé y una vez tuve el número, empecé a hablar con ella. Es cierto lo que dicen de que: "lo improvisado siempre sale bien". Desde aquel día: 19 de agosto de 2013, a las 22:11 de la noche; llevo hablando con una de las mejores personas que existen/conozco. A día de hoy, hable o no hable con ella, siempre me acuerdo de ella. SIEMPRE. Y juro intentar hacerla sonreir hasta que la pueda volver a ver en persona... Sólo pido, que hasta entonces pueda seguir siendo. Su bobo

No hay comentarios:

Publicar un comentario