martes, 26 de noviembre de 2013

Noches en las que pensar

Han pasados varios meses desde que ese día pasó y algo menos desde que os lo conté. Hablo de la noche del retraso, una noche "especial" que hizo aprender y divertirme mucho. A día de hoy, recuerdo esa noche una y otra y otra vez. Pienso en que ojalá, solo ojalá pudiera repetir aunque solo fuera una vez esa maldita noche. Los mismos recursos, las mismas personas, los mismos lugares... Solamente quiero una noche así, aunque para mi desgracia, no podremos repetir por ahora. Eso es lo que hace especiales estas noches. Como me enseño una sabia y dulce chica madrileña, "Hay que guardar estos recuerdos, hasta que nos volvamos a ver y entonces hacer otros mejores"

No hay comentarios:

Publicar un comentario