lunes, 11 de noviembre de 2013

Un apoyo constante

Va bien esto de tener a alguien tan increible, que no puedes olvidar en tus 6 horas de clase por un mensaje. Recordar esas risas que echamos en el parque aquella fría noche de verano; y arrepentirse a cada puto segundo, de no haberme dado cuenta de lo que vales hasta que te fuistes. Ahora entiendo lo que dicen de que no valoras las cosas, hasta que las pierdes. Si hubiera llegado a saber, el dolor que supone querer tantísimo a una persona y no poder verla. Allá donde estés, acuerdate de que vales mucho y que mereces cada sonrisa que te saco y muchísimas más. Has sido y sé que seras un apoyo constante en mi vida. Y te has convertido en la persona más importante de esta. Rezo porque el destino nos deje volver a vernos. O seré yo el que busque la forma de poder verte.

"Noe, simplemente.... lo eres todo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario