domingo, 31 de julio de 2016

La verdad duele

-¿Qué haces aquí sólo?

+Na' terminarme esto que me voy.

-¿Que te vas a dónde?

+Aracena.

-Olvídate, ya iremos el finde que viene con Lourdes, déjate de marronas.

+Ni te va ni te viene para lo que voy a Aracena.

-A que te partan la cara vas, que te gusta la bronca más de la cuenta na' más que empiezas con el polvo.

+Cállate y vete.

-Si no te gusta que te lo digan no lo hagas.

+Ni a ti ni a nadie le importa lo que haga, ¿vale?

-¿Vas a dejar ya de ponerte tan chulo ya, o qué?

+¿Vas a dejarme en paz de una puta vez?

-Llevas días casi sin dormir, vas a acabar volviéndote loco, por no hacer caso a tus colegas.

+Que me deeejes.

-Illo, al final paso de ti y que te den por culo.

+Me harías un favor, oye.

-Tú quieres dejarte ya de tonterías y contarme qué te pasa.

+Paso, tampoco lo ibas a entender.

-Al final te vas a quedar sólo por no confiar en tus colegas como te pasó con la puticornia. -dice mirándolo fijamente-

+Como si no lo estuviera ya.

-Tú eres tonto.

+Sí, se podría ver así, no te lo voy a negar.

-Me estás tocando la polla, dime ya qué coño te pasa.

+Que me dejes en paz, Noel.

-No te voy a dejar en paz hasta que no me digas por qué estás así.

+Puedes esperar sentado.

-Illo, ¿pero a ti qué te pasa? ¿Tanto te has metido ya por la nariz estas fiestas que ya estás como tu primo Félix?

+A ti ni te va ni te viene lo que hice o dejé de hacer en fiestas, asi que mejor cállate.

-Vas a acabar mal Jesulito, te lo digo.

+Si se puede estar peor ve a por una puta pala y dame con tos' tus ganas en la cabeza.

-Que hostia te voy a dar -dice levantándose del banco- Eso sólo te va a llevar a la ruina, gilipollas.

+Métete en lo tuyo.

-No me voy a ir hasta que me digas qué te pasa.

+Entonces yo que tú me iba buscando unos cartones que por la noche hace frío.

-Illo, llevas toda la Santa Marina liándola a ver ahora por qué coño estás ahora así.

+Tío, me vengo a la ermita yo sólo pa' estar tranquilo, lárgate ya.

-Esto es por el Carlitos. Por el Carlitos o por el Moi de Aracena.

+No, Noel, no... Pírate ya.

-Es por mi tocaya.

+No metas a tu tocaya en esto.

-Es por mi tocaya entonces. Qué pasa, se ha enfadao' contigo o lo qué

+No es por tu tocaya, deja ya el temita y vete con esta gente.

-Illo, qué os ha pasado, dímelo ya, pinta, o se lo pregunto a ella directamente.

+Que no me ha pasado nada con Noelia, vete a tomar por culo ya, pesado.

-A que la llamo y le pregunto -decía mientras sacaba su teléfono del bolsillo-

+Pregúntale, no vas a sacar nada.

-¿Por qué? ¿Se ha enfadado por lo del domingo?

+Mira, para que se te meta en la cabeza, tengo más confianza con ella para contarle ese tipo de cosas que contigo con cualquier tema.

-¿Si no?

+El problema lo tienes tú, no yo.

--Ríe sarcasticamente- ¿Quién es el que se viene a la ermita sólo a las tantas de la noche a ponerse fino?

+Yo, y como si quiero ponérmelas en la barra del bar de mi tío, no es cosa tuya.

-Me estás hartando ya Jesulito, me vas a decir qué te pasa o me voy pa' arriba con todo lo que lleves encima.

+Mira, me pasa que no soporto la hipocresía, que no soporto que no seas capaz de pasar más de 5 minutos sin pensar en tu puta novia, que estás obsesionado.

-Paso de ti porque al final te voy a tener que dar, cuando se te quite la cara de palo y se te pase el truncazo que llevas en lo alto, me avisas.

+Echa una mirada atrás, pinta... Hace menos de un año tu vida no tenía nada que ver con lo de ahora. Te has convertido en un puto perrito faldero, que ya no puedes ni estar en las fiestas de tu pueblo con tus colegas sin estar buscando con la mirada a Lourdes a cada 5 minutos.

-Chúpala, que no sabes ni la mitad de la historia.

+Tú tampoco sabes ni la mitad de las cosas en las que ando metido, ¿y sabes por qué? Porque estás tan metido en tu puta burbuja que hasta que no he llegado a este punto, no me has preguntado.

-Ah, que tengo que ser yo quien te pregunte a ti si estás bien o mal, ¿no?

+No, sólo digo que si no te has preocupado en estos últimos 4 meses, no te preocupes ahora.

-¿Pero tú te estás viendo cómo estás, que te cuesta hasta respirar?

+Preocúpate por lo tuyo y deja de compadecerte, sé que si Lourdes no te hubiera dicho que vinieras ni habrías bajado.

-No, lo que tú digas albino, lo que tú digas.

+En fin.... Me voy a Aracena

-Si, a Sevilla.

+Noel, a un lado o a otro de la calle, tú ya no eres quien eras.

-Tú tampoco.

+Ya, la diferencia es que yo me desmadro un día a cada mucho tiempo, tú sin embargo seguiras siendo un puto enfermo hasta que Lourdes se canse de ti.

-Paso de ti, albino, te has vuelto un capullo.

+Un capullo que sólo te está diciendo la verdad.

-Ya me avisas cuando se te quite la tontería, porque al final me voy a acabar enfadando de verdad contigo.

+Enfádate, si yo a estas alturas tengo poco que perder.

-Si si, ya iré a verte cuando acabes en el talego por pinta.

+Noel, paso de ti. Si quieres enfadarte porque me voy a ir a Aracena como voy, hazlo; si quieres enfadarte porque me he buscado bronca, hazlo; y si quieres enfadarte también porque te he dicho lo que pienso, hazlo. Pero cuando ella ya no esté, no cuentes con que voy a ir a animarte.

-Que te den por culo, Jesulito -dice mientras se aleja poniéndose la capucha de su sudadera-

+Algún día entenderas por qué cambié -susurra- y tal vez te des cuenta de que me va a doler más a mi ver en que nos hemos convertido, en unos completos desconocidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario